jueves, 21 de mayo de 2009

San Isidro Labrador – Madrid

0

El pasado 15 de mayo, como todos los años, se celebró esta festividad en Madrid, y La Pradera vistió sus mejores colores.

Sí, este santo, patrón de los campesinos, es también el de la capital española y ese día, todo aquel que ande cerca, va a las inmediaciones de  la ermita del Santo a pasar el día y recordar esa etapa de la vida de esta ciudad.

Entre la multitud, chulapos y chulapas, recorren esa pradera mostrando sus trajes típicos. Sin límite de edad, desde los bebés dormidos en sus cochecitos hasta los abuelos ayudados por sus bastones, visten a tono con el evento.

Ellos, pantalón negro, chaqueta a cuadros grises entallada que hace juego con la gorra, chaleco, pañuelo blanco al cuello, clavel rojo en la solapa y, a pesar de las leyes antitabaco, cigarrillo en la boca. Ellas, con la gracia que las caracteriza, vestido de volantes, mantón de manila, pañuelo en la cabeza, un clavel rojo coronándolo y para los apremios del calor, abanico en mano.

Pero, como en toda festividad religiosa, acuden también los devotos, los que buscan llenar su botellita en el manantial que curó al Rey Felipe III con esa agua milagrosa, eso sí, si no apetece hacer esas largas colas, existe una amplia gama de posibilidades para pasarlo bien.

Entre ellas, la gastronómica, donde se puede degustar platos típicos de ese día como los entresijos y gallinejas (las cuales no tienen nada que ver con las gallinas, por las dudas), las rosquillas del Santo, llamadas “listas” las cuales tienen sus “oponentes”, las “tontas” y otras tantas cuyo nombre demuestran el ingenio de los vendedores.

Y si lo que se busca es entretener a los niños, parque de diversiones incluido, con juegos y muchos puestos de tirar latas o pinchar globos con dardos a cambio del peluche deseado que pocas veces se obtiene.

Eso sí, como en toda fiesta, la música tiene su presencia fundamental. Chulapos y chulapas deleitan en cualquier sitio con su baile siguiendo los acordes del chotis que es el ritmo tradicional y, si no se escucha por los altavoces, seguramente, no muy lejos, sonará el organillo con los toques típicos del día, de los cuales también sacan provecho los hábiles bailarines.

Aquí les dejo unas imágenes acompañadas de ese ritmo tradicional como muestra de lo que se vive en esta fiesta.

“Organillo – Chotis de Madrid”

6 comentarios:

  1. pero que bonita postal con todo y crónica me haz dado!!

    siempre se agradece tanto
    besos hasta allá

    ResponderEliminar
  2. hola .. Soy de Indonesia. lo siento, mi español es malo idioma. Me gusta tu artículo y quiero ser tu amigo. si quieres ser mi amigo, yo feliz. y espero que quieras visitar mi blog en la dirección indo-online y si quieres somethings sobre los blogs y los problemas sociales, se puede visitar en mi blog en blog rakyatindonesia y por favor dejar un comentario. si las dificultades en el lenguaje, puede usar google traductor para traducir mi post.thank 's amigos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la foto de los vejetes vestidos de chulapos, están totales.

    Nunca he estado en Madrid en esa fecha pero parece que se lo pasan muy bien.

    Gracias por compartirlo.

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Jolie por seguir disfrutando con mis colores.
    Bso.

    ResponderEliminar
  5. Bienvend@ Rakyatindonesia, pasaré a visitarte y no creo que el idioma sea un inconveniente, la comunicación entre las personas va más allá de las palabras.

    ResponderEliminar
  6. ¿Verdad que están guapos los chulapos, Frabisa?, a mi me encantó todo ese ambientillo y, salvando las diferencias culturales, me recordó al espíritu de encuentro que se vive en nuestra Rural.
    Recuerda, si vienes a Madrid en esas fechas, tienes una visita obligada.
    Bso.

    ResponderEliminar

es bienvenido tu aporte, gracias!

aclarando....

A menos que se especifique lo contrario, el material de este espacio pertenece al autor del mismo por lo cual se solicita que, en caso de ser utilizado para cualquier fin, se haga mención a su procedencia. Gracias.